Comparte esto:
Respiración profunda para aclarar tu mente
Creative Commons License Foto cortesía Brynn Tweeddale

EL PODER DE LA RESPIRACIÓN PROFUNDA PARA ACLARAR TU MENTE

Respirar es la primera cosa que hiciste al nacer y la última que harás justo antes de morir. A pesar de esto, la mayor parte del tiempo no le damos la importancia que merece, ya que una respiración trabajada puede transformarse en una poderosa herramienta para lograr la claridad mental y salud general de todo nuestro organismo.

Al aprender a dominar el patrón respiratorio puedes disminuir la ansiedad de manera rápida y efectiva. Quizás habrás notado que cuando estás bajo estrés o dominado por la ira la respiración se vuelve rápida y superficial. Por el contrario, cuando estás en un estado de relajación corporal y quietud mental tu respiración es profunda y rítmica.

Además, tomar conciencia de la respiración y trabajar en su ritmo es un poderoso ejercicio para aumentar la concentración y enfoque mental. Si estás interesado en aprender más sobre la respiración profunda, continúa leyendo.

Cómo la respiración profunda influye en la claridad de nuestros pensamientos

La mente no funciona en forma independiente a nuestras sensaciones corporales ni a nuestros estados emocionales. Cuerpo, emoción y mente interactúan entre sí, influyéndose una a las otras. Más que seres racionales somos seres emocionales; nuestros estados anímicos son los que determinan la forma en que procesamos la información que recibimos del entorno.  Nuestro estado anímico define el margen de posibilidades de nuestras ideas e interpretaciones.

Por ejemplo, cuando estás frustrado tiene un conjunto de pensamientos distintos a los que tienes cuando estás alegre. Tu estado de ánimo determina la forma en que piensas. Lo que es imposible resolver cuando estás enojado toma otro enfoque cuando estás sereno ya que logras deshacerte de tus gríngolas mentales. Es por esta razón que podemos decir que tu estado de ánimo determina el telón de fondo de tus ideas.

Los estados de ánimo viven en el trasfondo desde el cual actuamos

Esto se vuelve un problema cuando nuestra mente se deja llevar por el capricho de las emociones. Tus pensamientos se vuelven confusos cuando estás dominado por la ira o el miedo. Esto inevitablemente induce al incremento del estrés y la ansiedad. Nuestro cuerpo, también lo siente. Nuestra respiración se vuelve más superficial y rápida. La mente entra en un torbellino de ideas ilógicas y sin sentido.

Es ahí donde el trabajo sobre la respiración influyen sobre el trío cuerpo-emoción-mente.

Enfocarse en la respiración rítmica es la puerta de entrada a la serenidad y concentración mental. Es por eso que todas los sistemas de meditación (puedes descubrir algunos en estos 5 cursos online mindfulness) se sostienen en el trabajo consciente sobre la respiración.

E-Book Gratis: 6 ASPECTOS BÁSICOS PARA PENSAR MEJOR

Consigue esta Mini-Guía donde descubrirás 6 hechos científicamente comprobados que te ayudarán a usar mejor tu cerebro.

Otros beneficios de dominar una respiración profunda

Como si esto fuera poco, además de controlar el estrés (el peor enemigo del cerebro), también podemos señalar los siguientes beneficios:

  • Reducción de padecimiento de enfermedades cardíacas. Al disminuir la tensión arterial, el corazón trabaja de forma más eficiente.
  • Eliminación de las toxinas de nuestro organismo, esto gracias al aumento de la oxigenación que recibe el cuerpo.
  • Aumento de la capacidad del organismo para asimilar y digerir los alimentos.
  • Rejuvenecimiento de las glándulas y de la piel.
  • Fortalecimiento del sistema nervioso, esto debido a los mayores niveles de oxigenación.
  • Aumento de la elasticidad de los pulmones y el tórax, incrementando su capacidad potencial y resistencia ante el esfuerzo.
  • El adecuado suministro de oxígeno permite que puedas quemar con mayor facilidad las grasa del cuerpo, proporcionando un correcto nivel de alimento a los tejidos y glándulas

La respiración diafragmática, la clave para el enfoque mental

Para lograr los beneficios de la respiración es necesario aprender a respirar a través del diafragma, pues es de esta forma que alcanzamos a conectar cuerpo y mente. Es por esta razón que los sistema de meditación profunda (yoga, zen, mindfulness) se basan en el dominio de este tipo de respiración.

Al realizar los ejercicios de la respiración diafragmática, nuestros órganos abdominales (hígado, instestinos y estómago) junto con el corazón reciben  masajes que estimulan la circulación sanguínea. El riego sanguíneo se optimiza haciendo que nuestro cerebro trabaje mejor.

Así también, cuando enfocamos nuestra atención en las inhalaciones y exhalaciones vamos desarrollamos nuestra concentración, logrando sintonizar la armonía mente-cuerpo-emoción.

El siguiente vídeo nos presenta un tutorial básico para poder ejercitar este tipo de respiración

La relajación progresiva de Jacobson

La relación entre el cuerpo y las emociones también fue observada por el médico estadounidense Edmund Jacobson a inicios de 1920. Jacobson se percató que la tensión muscular acompaña la ansiedad. Por ende, si se trabaja en la relajación muscular, se podrá disminuir la ansiedad. El conjunto de técnicas desarrollado por este médico aún es empleado por los fisioterapeutas modernos.

En el siguiente vídeo puede ver como llevar a cabo el proceso de la relajación progresiva:

Respirar es una acción que no requiere  mayor esfuerzo por parte de nosotros ya que se ejecuta casi de manera automática. Por eso no le prestamos atención. Sin embargo, salir del piloto automático y tomar el control de nuestra respiración puede beneficiarte enormemente, ¿qué piensas sobre este tema?

Comparte esto:

Deja un comentario